miércoles, 30 de abril de 2014

Leyes Espirituales

El Primer Contacto.-

Donde Estoy



Fue él el que se dirigió a mí primero. Me tomó las manos y me invitó a sentarme con él, frente a frente:
Bienvenido. Te estaba esperando

¿A mí? ¡Si no te conozco!
Yo a ti sí. Pero eso no importa ahora.

Eh, estoy... ¿Dónde estoy? ¿Cómo he llegado hasta aquí?
Eso tampoco importa ahora. Lo sabrás más adelante.

¿Y tú quién eres?
Llámame Isaías. Y aunque tú no me recuerdes ahora, nos conocemos, desde hace mucho, mucho tiempo.

¿Y qué relación hemos tenido tú y yo?
Considérame tu hermano mayor.

No recuerdo haberte conocido nunca.
Eso no importa ahora. Aprovecha el tiempo para preguntar cosas importantes. ¿No tenías preguntas?

¿Preguntas? ¿Qué preguntas?
¿Ahora no te acuerdas? Esas preguntas profundas que tienes desde hace mucho tiempo y para las cuales no has encontrado respuesta.

¿Y tú cómo sabes eso?
Ya he dicho que te conozco. Conozco muy bien tu interior, así que pregunta sin temor, aquí eres totalmente libre.

Me siento desconcertado. ¡Este lugar es tan maravilloso! ¡Me siento tan bien aquí! ¡Es tan diferente del mundo normal! Me siento en paz, tan lleno de... ¡No sé cómo expresarlo!
¡Tan lleno de amor...!

Es que, no sé... Porque nunca me había sentido así en mi vida. Pero es maravilloso.
Es normal. Es tu primera vez, tu primer viaje consciente aquí, en esta vida. Pero por favor, aprovechemos el tiempo. Saca a la luz tus preguntas más profundas.

No sé por donde empezar. Muchas veces me siento vacío, solo e incomprendido ¿Por qué me pasa esto? Es normal y a mucha gente le pasa. Es porque vivís en un mundo con mucha falta de amor, estando unos de espaldas a otros. Y es cierto que uno puede estar solo en el mundo, aunque tenga mucha gente a su alrededor, porque el sentimiento de soledad parte de no sentirse amado, de no sentirse comprendido. La mayoría de gente de vuestro mundo se ha acostumbrado a vivir así, sin sentir, en soledad interior, en ausencia de amor verdadero. Creéis que estáis solos porque todavía no habéis tomado conciencia de que todos vosotros sois hermanos, que compartís un mismo destino y que os necesitáis los unos a los otros para poder alcanzarlo.

¿Y cúal es ese destino común que tenemos que alcanzar?
La felicidad verdadera, que sólo es posible alcanzar a través de la evolución en el amor. El amor es lo único que puede llenar el vacío del interior.
¿Hay algo que te inquiete especialmente?

La pregunta fundamental, que me atormenta constantemente es ¿por qué existo y para qué? ¿Para qué he nacido? ¿He venido a hacer algo? Porque no sé lo que he venido a hacer.
Has venido a evolucionar.

¿Qué quieres decir con evolucionar? ¿Evolucionar en qué?
Al proceso de transformación del egoísmo en amor es a lo que llamo evolución. Evolucionar significa aprender a amar.

Me hablas de evolución en el amor. Pero no es amor lo que yo veo en el mundo. ¿Por qué el sufrimiento? ¿Por qué vivimos en un mundo que tiene tantas contradicciones, desde lo más bello hasta lo más atroz y destructivo? El odio, las guerras, el hambre, la miseria, el sufrimiento. No puedo entender qué sentido tiene todo esto. ¿Tiene algún sentido, o se lo busco pero no lo tiene?
Sí tiene un sentido, evolucionar. Todas esas calamidades de las que hablas tienen un mismo origen, la ausencia de amor, llamémosla egoísmo. Igual que la suma del egoísmo de cada persona puede hacer del mundo un auténtico infierno, como ocurre en la actualidad, cuando ese egoísmo se transforme en amor, la suma del amor de cada persona transformará el mundo en un paraíso. En vuestra voluntad está el transformaros interiormente desde el egoísmo al amor, y si lográis el cambio interior, entonces el exterior, lo que os rodea, el mundo entero, cambiará como lógica consecuencia de ello. El mundo físico en el que estáis está ahí para ayudaros a experimentar en ese proceso de transformación. Es como la arcilla para el niño que quiere aprender a modelar.

Sigo sin entenderlo ¿Evolución para qué, hacia dónde? ¿Qué sentido tiene todo ese esfuerzo si, al fin y al cabo, todo eso se va a terminar con la muerte?
La evolución de cada ser hacia una mayor capacidad de amar, de sentir y de saber, hacia mayores cotas de felicidad, no termina nunca, de lo contrario, no tendría sentido.

¿Qué quieres decir con esto?
Que el ser nunca deja de existir, es decir, es inmortal.

¿Cómo puedes decir eso si cada día vemos como mueren miles, millones de seres humanos?
Lo que muere es sólo el vehículo que utiliza el ser para manifestarse en el plano físico, es decir, su cuerpo físico. Su esencia, su conciencia, continúa existiendo.

¿Quieres decir con esto que existe la vida después de la muerte?
Sí. En realidad lo que quiero decir es que la muerte no existe, y que lo que se descompone es sólo el vehículo que utiliza el espíritu para manifestarse en el plano físico.

¿Y qué es el espíritu?
El espíritu es el ser que existe, que vive y siente. En el espíritu es donde reside la voluntad y la conciencia individual, que jamás se destruye. Tú eres un espíritu. Todos vosotros, humanos, sois espíritus, sólo que ligados a un cuerpo material durante algunas temporadas a las que llamaremos encarnaciones. Creéis que sois vuestro cuerpo físico, pero éste es sólo el vestido que necesitáis para poder actuar sobre el mundo material.

A ver si he entendido bien ¿Entonces quieres decir que el espíritu, o sea, nosotros, podemos existir de forma independiente del cuerpo?
Sí, y es lo que ocurre después de la muerte. El espíritu se separa completamente del cuerpo físico y continúa existiendo, viviendo.

¿Y no puede morir el espíritu?
No, el espíritu es inmortal. Puede evolucionar, cambiar a mejor, o estancarse, pero jamás destruirse.

Ya, pero ¿qué pruebas tenemos de que exista vida después de la muerte del cuerpo? Porque, que yo sepa, nadie ha vuelto para contarlo.
Perdona que te contradiga, pero esa afirmación no es totalmente cierta. Existen miles de testimonios de personas que estuvieron clínicamente muertas y fueron reanimadas. Muchas de ellas recuerdan haber vivido ciertas experiencias bastante fuertes y reales para ellos durante ese periodo de tiempo en el que estuvieron físicamente muertas.

¿Y estas vivencias que cuentan no pueden ser producto de una alucinación por el estado tan crítico en el que se encontraban?
Pues debe ser entonces una alucinación colectiva en la que todos se han puesto de acuerdo en alucinar lo mismo, porque todas estas personas están contando la misma historia.

Bueno, yo a veces me planteo si mi propia existencia no puede ser una alucinación...
Para alucinar es necesario existir. Hay una máxima de un pensador de vuestro mundo que dice: “pienso, luego existo.” Yo añadiría: “siento, luego existo”. Puedes dudar de la existencia de los demás, porque no es una experiencia propia. Pero de lo que uno mismo experimenta no se puede dudar, y la existencia propia es vivida y experimentada por uno mismo. Al que ha vivido y ha sentido esta experiencia no le cabe duda de que es real.

¿Y cuál es esa supuesta historia común que están contando?
La separación del cuerpo físico y la visión del propio cuerpo desde fuera. La sensación de viajar a través de un túnel oscuro, al final del cual se percibe una luz intensa. El encuentro con familiares o amigos anteriormente fallecidos. Un diálogo con un ser luminoso. La visión retrospectiva de la propia vida... Hasta experimentar el regreso al cuerpo, con un posterior cambio de valores vitales y una nueva percepción del fenómeno de la muerte. Son personas que dejan de tener miedo a morir porque ya han experimentado que la vida continúa y que lo que viene después es mucho mejor que lo que dejan.

Bueno, creo que son impresiones que no dejan de ser subjetivas.
Analizados aisladamente y de manera superficial es muy fácil desacreditar estos testimonios. Pero cuando algún fenómeno se repite, con unas características tan notablemente parecidas, con independencia del país, la cultura y las creencias previas, tanto en adultos como en niños, creo que al menos invita a que se haga un estudio serio al respecto. Existen investigadores muy serios y reconocidos de vuestro mundo que se han dedicado a estudiar concienzudamente las experiencias cercanas a la muerte, y a recoger los testimonios de estas personas, como el psiquiatra y filósofo norteamericano Raymond Moody, o el médico pediatra e investigador en neurología Melvin Morse, que ha trabajado con niños que han tenido este tipo de experiencias, entre muchos otros. Te aconsejo que te leas sus libros Vida después de la Vida y Más cerca de la Luz.

Aun así me parece un soporte poco consistente, casi accidental, para utilizar como prueba de la existencia de vida después de la muerte.
Proporcionalmente, existen pocos casos de muerte clínica y reanimación respecto a los que mueren y no vuelven.
Existen muchos más testimonios, precisamente de personas moribundas, que están en proceso de separación definitiva del cuerpo, al que llamáis muerte, porque durante este proceso muchas de ellas afirman
ver y conversar con sus seres queridos ya fallecidos o con otros seres luminosos que les preparan para la transición al otro lado. En casi todas las familias alguien recuerda un testimonio de estas características sucedido a algún familiar ya fallecido. Pero normalmente se suele creer que está alucinando. Nuevamente, parece ser que, cuando se acerca la muerte, todo el mundo se pone de acuerdo para alucinar lo mismo en todas las partes del mundo. También ha habido muchos estudiosos, como la prestigiosa psiquiatra Elisabeth Kubler-Ross, que se han dedicado a estudiar en serio este tema. Te invito a que leas su libro La muerte, un amanecer.

Pero todos estos son casos de personas que, aunque hayan estado cercanas a la muerte, están físicamente vivas.
También existen los testimonios de personas que contactaron con seres no encarnados, más frecuentemente con seres queridos fallecidos recientemente, que se despiden de ellos en sueños muy vívidos o en apariciones a pie de cama. También éste es un caso bastante frecuente, aunque menos estudiado por los investigadores.

Aun así, creo que debería haber pruebas más sólidas, no sólo limitadas a la interfase entre la vida y la muerte.
Existen médiums (personas sensibles) que tienen un contacto más frecuente y duradero con el mundo espiritual.

Esto todavía me parece más difícil de creer.
No lo creas a priori, pero estúdialo, analiza los mensajes recibidos, porque por la calidad del mensaje conocerás al autor.

¿Y cómo podemos saber que esto no es un fraude, es decir, que el supuesto médium no finge ser un difunto cuando es él mismo?
El fraude es siempre posible. Pero, al igual que porque algunas personas falsifiquen dinero no quiere decir que todo el dinero sea falso, porque algunas personas finjan ser médium no quiere decir que todos los médium sean impostores o aprovechados. La mejor garantía contra el fraude es que el médium sea una persona honesta en su vida cotidiana y no emplee su facultad para su propio lucro. Hay muchas más personas con algún tipo de mediumnidad innata de las que pensáis,  despertándose ésta ya en la niñez. Pero debido al rechazo e incomprensión que generalmente reciben de su entorno, tienden a reprimirla, y los pocos que consiguen desarrollarla convenientemente y emplearla para el bien común, lo hacen discretamente, para no ser objeto de burla y descalificaciones que les perjudiquen en su vida cotidiana.

¿Y por qué unas personas son médiums y otras no? ¿De qué depende esto?
Depende del programa evolutivo de cada espíritu. Es una circunstancia, la de ser médium, que se elige y se conoce antes de encarnar, y, cuando se utiliza correctamente, le sirve al poseedor de la facultad para avanzar más rápidamente en su evolución, a través de la ayuda que presta a otras personas. Está muy relacionado con los actos que el espíritu realizó en otras vidas.

¿Quieres decir entonces que el espíritu existe antes de nacer y que ha vivido otras vidas?
Así es. Y en la actual vida física, las circunstancias y pruebas que el espíritu se encuentra están estrechamente relacionadas con las decisiones que tomó en las vidas físicas pasadas, y en el periodo de vida
entre encarnaciones, no ligado a un cuerpo físico.


¿Y qué pruebas tenemos de que existan vidas anteriores, es decir, de que exista la vida antes del nacimiento?
Existen los testimonios de personas que tienen recuerdos de vidas pasadas, que pueden ser espontáneos (sobre todo en niños) o inducidos través de hipnosis regresiva. Hay bastante bibliografía al respecto.
Respecto al recuerdo en niños, te recomiendo que leas el trabajo de Ian Stevenson, un médico psiquiatra canadiense, que se dedica al estudio de los supuestos casos de reencarnación en aquellos niños pequeños que "recuerdan" una "vida anterior". En la actualidad lleva estudiados más de 2500 casos de posible reencarnación en todo el mundo. Ha publicado más de 20 libros y diversos artículos en revistas especializadas de Psicología y Psiquiatría. Te recomiendo su libro Veinte casos que hacen pensar en la reencarnación.

¿Y no puede ser todo esto fruto de la imaginación?
Admitiendo que haya casos que puedan ser fruto de la imaginación o de alguna alteración psíquica, o de cualquier otra razón, existen muchos otros en los que las personas recuerdan detalles muy concretos de la vida pasada anterior que han sido históricamente comprobados.
Recuerdan lugares, acontecimientos, nombres, con mucho detalle, muchos de ellos vividos en países en los que la persona jamás ha estado en su vida actual. Los casos más llamativos son aquellos que suceden en niños de corta edad, que pueden incluso hablar espontáneamente en un idioma al que jamás han estado expuestos en la vida actual, siendo éste un recuerdo del idioma que hablaron en la vida anterior. Suelen ser niños de entre 2 y 4 años de edad, que empiezan a hablar a sus padres o hermanos de una vida que tuvo en otro lugar y en otro tiempo. El niño suele sentir una atracción muy fuerte hacia los hechos de esa vida y con frecuencia insiste a sus padres en que lo dejen volver a la familia en la que afirma haber vivido anteriormente.

Bueno, los niños tienen mucha imaginación. Es complicado darle credibilidad a estos testimonios.
Pues se trata de una imaginación prodigiosa, cuando lo que “imaginan” se demuestra que es una realidad. Por otra parte, hay muchos casos de personas adultas que recuerdan vidas anteriores cuando son sometidos
a regresiones hipnóticas.

¿Y no puede ser que esa supuesta vida recordada sea fruto de la imaginación, sugestionada por la propia hipnosis?
Vuelvo a repetir lo mismo. Admitiendo que haya casos que puedan ser fruto de la imaginación o por cualquier otra razón, existen muchos otros en los que las personas recuerdan detalles muy concretos de la vida pasada anterior que han sido históricamente comprobados. También resulta llamativo que muchas personas, y en contra de sus creencias religiosas, que no admiten la existencia de la reencarnación, cuando son sometidas a hipnosis regresiva recuerden acontecimientos de vidas anteriores. Pero todo ello requiere un estudio serio y exhaustivo, para poder separar lo que puede ser sugestión de lo que es un posible recuerdo de otra vida. Existen muchos estudiosos serios que se han dedicado a explorar la posibilidad de la existencia de vidas anteriores a través de las respuestas obtenidas de personas sometidas a hipnosis regresiva, como la psicóloga Helen Wambach, autora del libro Vida antes de la vida, el psiquiatra Brian Weiss y su libro Muchos cuerpos, una misma alma), o el anteriormente citado Raymond Moody, en su libro Regresiones. Todos ellos han que explorado las respuestas a las preguntas realizadas bajo hipnosis a miles de personas acerca de sus posibles vidas antes del nacimiento, han reconocido una serie de elementos comunes en estas experiencias y han llegado a conclusiones semejantes.

¿Y cuáles son esas conclusiones?
Que la vida física no es más que un instante de la vida real, que nunca acaba. Que la muerte del cuerpo no es el fin, sino una etapa de transición hacia otra existencia menos limitada. Que todos nos vamos a reencontrar con los seres queridos que se fueron al otro lado antes que nosotros y que también nos los vamos a encontrar en encarnaciones posteriores. Nos dicen que realmente existe un plan para cada uno de nosotros, que pretende que vayamos creciendo, tanto en sabiduría, como en amor, y que sea por nuestros propios méritos, a base de experimentar en el plano físico, con libertad. Que las circunstancias a las que nos enfrentamos en la vida no son fruto del azar, sino consecuencia de los actos realizados en vidas anteriores. 
Que antes de nacer ya conocemos las pruebas a las que nos vamos a enfrentar en la vida y que nos preparamos concienzudamente para intentar superarlas con éxito.

No entiendo cómo pueden sacar estas conclusiones de lo vivido en otras vidas físicas, si en esas vidas tenemos la misma conciencia que en esta, es decir, somos tan inconscientes de la existencia de vidas pasadas como en esta.
Porque muchos de ellos no sólo recuerdan los detalles de vidas pasadas, sino que, al mismo tiempo, recuerdan el motivo por el que tuvieron que pasar por ciertas vidas y pruebas. Es decir, también recuerdan lo que les sucedió en los periodos entre vidas físicas, en los cuales no estaban encarnados. Hay investigadores que se han dedicado a investigar específicamente esos recuerdos de periodos entre encarnaciones, como el doctor en psicología Michael Newton. El Dr. Newton se ha especializado en inducir estados hipnóticos muy profundos en los que las personas recuerdan el espacio entre una vida y otra y las decisiones que los llevaron a encarnar precisamente en determinado tiempo, con determinada familia y bajo determinadas circunstancias. Te recomiendo sus libros Vida entre vidas y Destino de las almas.

¿Y qué tipo de pruebas o circunstancias son esas que tenemos que pasar en cada vida y por qué?
Muchas de esas pruebas consisten en experimentar en nosotros mismos aquello que hemos hecho a los demás, en enfrentarnos a las consecuencias de las situaciones que nosotros mismos hemos provocado, para que tomemos conciencia del sufrimiento o felicidad que estas acciones han tenido sobre los demás. Las pruebas son de lo más variopintas, pero en general son pruebas que tienen la intención de que nos vayamos desprendiendo del egoísmo y creciendo en amor.

¿Y es necesario morirse o vivir una experiencia cercana a la muerte para experimentar la conciencia de que tú eres tu espíritu y no tu cuerpo?
No. De hecho todos vosotros tenéis la capacidad de separaros temporalmente de vuestro cuerpo, y así sucede de forma inconsciente en una etapa del sueño. Pero hay gente que es capaz de conseguir inducir esta separación de forma consciente a través de ciertas técnicas de relajación. Los viajes astrales aportan pruebas de que la conciencia no está ligada al cuerpo.

¿Qué es un viaje astral?
Es una separación temporal del cuerpo ¿Pero por qué preguntas lo que ya sabes? ¿Acaso no has llegado aquí de esa forma?

Yo sólo estaba intentando probar lo que otros han descrito. Una cosa es la teoría y otra la práctica ¡No me esperaba que fuera a ocurrir algo así!
Pues ocurre. Tu cuerpo no está aquí. Está tumbado en tu cama. Pero tú sí.

¿Quieres decir que, no sólo podemos vivir sin estar ligados a un cuerpo, sino que estando físicamente vivos podemos salir y volver del cuerpo sin que se produzca la muerte?
Así es.

¿Qué es lo que se separa exactamente?
Se separa el espíritu del cuerpo físico que, como ya he dicho, sólo es un revestimiento que se utiliza para poder actuar en el mundo físico. Sin embargo, esta separación es solo temporal y siempre existe un nexo entre los dos que nunca se rompe y que permite la vuelta al cuerpo físico sin que haya ningún tipo de problema de salud. Es el llamado cordón de plata.

¿Qué es el cordón de plata?
Es el nexo de unión entre el cuerpo astral y físico, como un cordón umbilical que permite aportar al cuerpo físico la energía vital que necesita para continuar con vida en ausencia del cuerpo astral. Los clarividentes suelen describir este "cordón" como una especie de hilo muy elástico de tono plateado, extensible hasta el punto de que por mucho que se separe el cuerpo astral del cuerpo físico, el cordón siempre da de sí lo necesario, es decir, se alarga hasta grandes distancias cuando el espíritu se separa y viaja lejos del cuerpo físico.

¿Y dónde va el espíritu cuando se separa del cuerpo?
Donde su pensamiento le lleva, al mundo astral, y ese es un viaje natural que responde a una dinámica necesaria en el desarrollo humano. Esas visitas nocturnas procuran a la persona energías y experiencias que le ayudan más tarde en su vida física, puesto que allí es asistido por entidades espirituales más avanzadas que le aconsejan y guían. Si quieres saber algo más, te aconsejo que leas el libro El viaje astral de Oliver Fox.

¿Cuerpo astral? ¿Mundo astral? ¿Entidades espirituales? ¡Buf! ¡Espera un poco! ¡Esto va demasiado rápido para mí!
Bueno, yo sólo intento responder a lo que tú me preguntas. Pero, como vamos saltando de unas cosas a otras, no podemos profundizar en nada. Si te parece lo que podemos hacer es dejarlo aquí por el momento, porque ya es hora de que vuelvas al cuerpo. Ahora ya tienes algunas cosas sobre las que ir indagando por tu cuenta, y reflexionando.
Busca los libros que te he recomendado e intenta leerlos. Te servirán como prueba para confiar en que todo esto que has vivido no es una alucinación de tu mente, sino una auténtica realidad.

No sé si me acordaré de todo...
No te preocupes. Si pones tu voluntad, recordarás lo que necesites para encontrarlos. Recoge las nuevas preguntas que te vayan surgiendo durante ese tiempo para formularlas en las próximas ocasiones en que nos veamos, si es que quieres que nos sigamos viendo.

¿Cuándo nos volveremos a ver?
Depende de ti. De si quieres seguir profundizando en los temas que tan superficialmente hemos comenzado a abordar, o prefieres quedarte como estás.

A medida que vamos hablando me van surgiendo más preguntas, respecto a la evolución, a la inmortalidad del espíritu y estas cosas.
Guárdalas para la próxima ocasión. Lo que podemos hacer es ir abordando las preguntas por temas aunque, como verás, es casi imposible profundizar en algún aspecto sin necesariamente entrar en otro tema. También las respuestas sugieren otras preguntas que requieren más explicación.

Pero tienes que entender que de momento mantenga una postura de escepticismo respecto a lo que cuentas.
Lo comprendo. Sé que tu búsqueda de respuestas es sincera y que estás abierto a escuchar, de lo contrario yo no estaría aquí. Percibo que has escuchado detenidamente y que necesitas tu tiempo para meditar lo que hemos hablado. Eso es suficiente para mí. Hasta la vista, hermano.

Adiós Isaías.
Y, casi sin darme tiempo a despedirme, sentí un fuerte tirón. Y con la misma velocidad con la que había salido catapultado hacia fuera, sentí como si me lanzara en caída libre a la velocidad del rayo hasta precipitarme sobre mi cuerpo. La vuelta al cuerpo fue muy dura. ¡Qué contraste con la liviandad de estar fuera del cuerpo, con la dulce y serena vibración que sentí en aquel lugar de ensueño! Sentí frío. Me sentí mareado, con ganas de vomitar y pesado, como si me hubiera puesto un traje de plomo que pesara cien kilos. Al principio no podía moverme, no podía hablar. Fue entonces cuando comencé a tomar conciencia de lo que me había pasado. Estaba impactado. Lloré de emoción.

Aquella había sido la experiencia más extraordinaria de mi vida. Durante los meses siguientes intenté volver a la normalidad. Pero por mucho que  lo intentaba no podía ver las cosas de la misma manera. Casi todo me parecía banal. Las preocupaciones cotidianas, el trabajo. Muchas veces me quedaba como ido, sin escuchar, sin ver lo que había a mi alrededor, pensando en aquella experiencia. Me daban ganas de contárselo a la gente, a la familia, a algún amigo. Pero luego mi sentido común me decía que no me esforzara, que no lo iban a entender, que me iban a tomar por un loco. Me sentía un extraño, como si fuera extraterrestre. Me preguntaba cuánta gente habría experimentado aquello. Con el tiempo comenzaron a surgirme dudas ¿Y si todo hubiera sido una alucinación, fruto de mi imaginación? Para intentar contrarrestarlas recordé algo que Isaías me dijo: “Busca los libros que te he recomendado y léelos. Te servirán como prueba para confiar en que todo esto que has vivido no es una alucinación de tu mente”. Me puse a buscar por Internet los libros. 
No podía recordar los nombres y los títulos, pero sí palabras y nombres que recordaba de nuestra conversación.
Puse en Google “reencarnación, vidas pasadas, vida después de la muerte”, y empezaron a surgir los nombres de autores y títulos, y pude reconocer entre ellos los que Isaías había mencionado. Los estudié con
detenimiento, confirmando punto por punto lo que él me había dicho. Si aquello había sido una alucinación era realmente muy acertada.

Volví a tener ganas de ver a Isaías. De que su mirada dulce me reconfortara. De sentirme otra vez en paz. Los libros me habían ayudado a saber que había otra gente intentado responder a las mismas preguntas que yo, y que ellos, por su parte, habían emprendido un camino para intentar responderlas. Pero también me generaron muchas más preguntas, preguntas que iba anotando en una libreta y que repasaba mentalmente de vez en cuando para poder recordarlas, por si tenía oportunidad de volver a ver a Isaías. Aunque me costaba
reconocerlo, necesitaba que Isaías me siguiera explicando, aclarando dudas, porque aquel anciano joven había conseguido por primera vez que las respuestas de alguien me llegaran muy profundamente.

Además, ¡me hacía sentir tan bien, tan querido...! Seguía siendo escéptico, pero algo en mi interior me decía que estaba en el camino correcto. Así que retomé los ejercicios de relajación con la esperanza de volver a contactar con Isaías. Y me volví a salir del cuerpo. Está vez no necesité tanto esfuerzo. En sólo cinco sesiones estaba fuera. Volví a experimentar las mismas sensaciones, el mismo viaje. Y allí estaba él.

Esperándome de nuevo, con una sonrisa en la cara y su mirada
enternecedora de la primera vez.

martes, 29 de abril de 2014

Leyes Espirituales

Introducción.

Siempre me he hecho muchas preguntas, preguntas muy profundas. Son preguntas de esas que se llaman existenciales. Siempre he querido saber el motivo de mi vida, de la vida de todos nosotros. ¿Quién soy yo? ¿Por qué existo? ¿Por qué existen los demás? ¿Qué hacemos aquí? ¿Hemos venido hacer algo en particular? ¿Por qué nacemos, por qué nos morimos? ¿De dónde venimos, adonde vamos? ¿Hay algo después de la muerte?

Quien,Como,Cuando.............?

Y ahí no acababa todo. Otras veces intentaba buscar la respuesta al gran número de injusticias que veo en el mundo.

¿Por qué la vida es tan injusta? ¿Por qué hay niños que desde su nacimiento, que en su vida han hecho daño a nadie, sufren tan atrozmente, por hambre, guerra, miseria, enfermedades, abusos, malos tratos, porque no los quiere nadie, mientras otros nacen sanos, en un entorno feliz y son amados? ¿Y por qué unas personas enferman y otras no? ¿Por qué unas personas viven mucho tiempo y otras mueren casi al nacer? ¿Por qué existe el sufrimiento, la maldad? ¿Por qué hay gente buena y gente mala, gente feliz y gente desgraciada? ¿Por qué he nacido en esta familia y no en otra? ¿Por qué me pasan estas desgracias a mí y no a otra persona? ¿Por qué le pasa tal otra desgracia a otra persona y no a mí? ¿De qué depende todo eso? Otras veces eran preguntas respecto a los sentimientos.

¿Por qué no soy feliz? ¿Por qué quiero ser feliz? ¿Cómo puedo ser feliz? ¿Encontraré un amor que me haga feliz? ¿Qué es el amor, qué son los sentimientos? ¿Qué es lo que yo siento? ¿Merece la pena amar? ¿Sufrimos más cuando amamos o cuando no amamos? Supongo que tú, en algún momento de tu vida, también te las habrás hecho o te las sigues haciendo de vez en cuando. Pero como estamos tan entretenidos en nuestro día a día cotidiano, son pocos los momentos en los que nos las planteamos conscientemente y poco el tiempo que dedicamos a intentar resolverlas. Tenemos muchas obligaciones, tenemos muchas distracciones. Y como aparentemente no encontramos la respuesta y el buscarla nos hace sentirnos inquietos, preferimos dejarlas aparcadas en un rincón en nuestro interior, tal vez creyendo que así sufriremos menos.

¿Existe una respuesta a cada una de estas preguntas? Pero no busco una respuesta cualquiera, sino una respuesta que sea verdadera. ¿Existe una verdad? ¿Cuál es la verdad? ¿Dónde buscar la verdad? ¿Cómo reconocer la verdad?

Yo siempre he sido una persona escéptica, incrédula, pero al mismo tiempo abierta a investigar. Me ha gustado comprobar las cosas por mí mismo. Te aseguro que he buscado durante mucho tiempo la respuesta en lo que se nos ha enseñado desde pequeños: las Religiones, la Filosofía, la Ciencia. Cada una tenía su cosmogonía particular, una forma de entender el mundo. Pero siempre parecía haber un límite, tanto en las religiones como en la ciencia, para explicar la realidad tal y como yo la percibía. Siempre he encontrado respuestas incompletas, incoherentes unas con otras, alejadas de la realidad, que seguían sin responder satisfactoriamente a mis preguntas. Por mucho que intentara profundizar, al final encontraba un muro infranqueable, la respuesta final que obstaculizaba mis deseos de indagar más y más.

La respuesta final que obtenía de la religión era, más o menos, esta: “Es la voluntad de Dios. Sólo él lo sabe. 

Nosotros no lo podemos comprender”. Es decir, que no podemos comprender por qué unos nacen en circunstancias más o menos favorables, por qué unos enferman y otros no, por qué unos mueren antes y otros después. No podemos comprender qué es lo que pasa después de la muerte, por qué te ha tocado vivir con esta familia y no en otra, por qué en este mundo, por qué permite Dios que haya injusticias en el mundo etc., etc.

La respuesta final que obtenía de la ciencia era más o menos esta: hay una explicación física para todo, pero a nivel filosófico, las respuestas a casi todo son: “Es fruto de la casualidad” o “no puede demostrarse científicamente que tal o cual cosa exista o no”. Es decir, no hay una razón por la cual existes, no hay un motivo particular por el que vivir. Si naces en las circunstancias en las que naces, más o menos favorables, es por azar. Si te toca estar enfermo o sano de nacimiento, nacer en una familia u otra, morirte antes o después, y no a otro, es por azar. No se puede demostrar científicamente que exista la vida antes del nacimiento, ni la vida después de la muerte. No se puede demostrar científicamente que exista Dios, etc.

La mayoría de gente se posiciona en esas respuestas aprendidas y cuando quieres hablar con alguien sobre estos temas, los que son creyentes de la religión te responden más o menos en estos términos: “Es la voluntad de Dios. Sólo él lo sabe. Nosotros no lo podemos comprender.” Y los que se han posicionado como cientificistas o creyentes de la ciencia, que creen saber más que los del primer grupo, te dicen: “Es fruto de la casualidad” o “no puede demostrarse científicamente”.

Había otro tercer grupo de gente que me respondía: “Mira. No lo sé. No sé cuales son las respuestas a tus preguntas, pero no estoy interesado ni en pregúntarmelas ni en responderlas.”

Y cuando les respondo a todos: “Lo siento pero esas respuestas no me sirven. No me sirven porque no responden a mis preguntas”, los primeros me dicen: “Es por falta de fe. Cuando tengas fe no te hará falta saber más”. Los segundos me dicen: “Es porque te falta instrucción. La Ciencia te dará la respuesta y verás que es la que yo te digo: “que está demostrado científicamente que no se puede demostrar científicamente”. 

Los terceros me dicen: “Tengo una hipoteca que pagar, una familia que mantener, un coche que pagar, un fin de semana para irme de viaje. No me calientes la cabeza con esos temas porque ya tengo algo en lo que ocuparme.”

A los primeros les responderé que no puedo renunciar a intentar responder a mis preguntas. Creo que la única manera de renunciar es anular mi voluntad, y no estoy dispuesto a hacerlo. A los segundos les diré que no es por falta de instrucción. He tenido esa instrucción. Soy Doctor en Ciencias Químicas y jamás he llegado a la conclusión de que tenga que ponerme barreras a la exploración, que haya campos que no pueda explorar, sólo porque no tenga un aparato para medirlo. Me tengo a mí mismo, me gastaré de aparato de mí mismo. Lo que yo perciba y sienta lo tendré tan en cuenta como si lo midiera un sofisticado aparato, y asumiré que los demás también son aparatos de sí mismos. Y si hay algo que no soy capaz de detectar con mi aparato, les preguntaré a ellos qué han podido captar con sus aparatos vivientes, para ver si me sirve. A los terceros no les diré nada, porque no están ahí para escucharme.

Con todo esto no quiero decir que no haya encontrado cosas que me hayan llamado la atención y que me hayan servido en mi búsqueda de respuestas, pero ha sido más bien fuera de la oficialidad donde he encontrado las pistas. Precisamente eran las vivencias de otras personas las que más me interesaban. Eran cosas que te permitían explorar por ti mismo. Si otro lo había podido hacer antes que yo, tal vez yo también lo pudiera hacer. Dos cosas me llamaron especialmente la atención. Los viajes astrales y la vida de un tal Jesús de Nazaret. Os suena este nombre ¿no? Ya no estoy hablando de lo que la Iglesia dice de él. Me he documentado mucho, de muchas fuentes, oficiales y no oficiales, religiosas y laicas. Pero hay dos cosas en las que casi todas coinciden: que este hombre existió realmente y que lo que dijo e hizo causó un gran impacto en la humanidad. ¿Qué es lo que me llamó la atención? Pues su mensaje, “ama a tu enemigo, ama a cualquiera”. No me diréis que en un mundo en el que las personas y los pueblos estaban en constantes luchas entre sí por casi cualquier motivo (casi como ahora), donde los dioses de todas las religiones se utilizaban para justificar cualquier propósito de conquista y guerra, el que aparezca alguien con ese mensaje tan a contracorriente de todos no resulta llamativo. No sólo eso sino que además lo cumple con su ejemplo. 

O sea que no lo decía sólo “de boquilla”, como estamos acostumbrados de nuestros políticos, que te prometen el oro y el moro y luego hacen lo contrario de lo que dicen. Pero claro, ¡se ha escrito tanto y tanto de él, después de él, por otra gente que no fue él, y que ni siquiera convivió con él! ¿Cómo saber lo que pasó realmente? ¿Qué es lo que dijo y lo que no dijo? Eso me intrigaba.

Dejo aparcado por ahora el tema de Jesús que, como veréis, surgirá de nuevo más adelante, y hablaré ahora acerca de los viajes astrales. Lo encontré en varios libros de varios autores. Estos afirmaban que uno mismo, mediante ciertas técnicas de relajación puede conseguir separarse de su cuerpo. Eso es un viaje astral. 

Separarte de tu cuerpo.

Increíble ¿no? No sólo me llamó la atención el hecho en sí de poder separarse del cuerpo. Los que lo habían conseguido afirmaban además que en ese estado podían realizar cosas asombrosas, como poder atravesar la materia o viajar casi instantáneamente a donde el pensamiento quisiera. Y no sólo eso. Se encontraban como en un estado expandido de conciencia en el que comprendían claramente el propósito de la vida y de lo que hacemos en este mundo. Esto último me interesaba, me interesa mucho. Tal vez era la clave para encontrar las repuestas a mis preguntas. No tenía mucho que perder. Pensé: “Lo peor que puede pasarme es que no ocurra nada.” Así que me puse manos a la obra. Todas las noches, antes de irme a dormir practicaba el ejercicio de relajación. Así lo hice durante un mes sin que ocurriera nada, quiero decir sin que consiguiera separarme del cuerpo. Pero no es que no sintiera nada con la relajación. Me gustaba. Lo que habitualmente sentía era una vibración en la planta de los pies y luego esta vibración subía hasta las piernas hasta el punto de que dejaba de notarlas.

Un día esa vibración fue subiendo hacia arriba, más allá de las piernas, al tronco, el cuello, la cabeza. Llegado un momento, yo ya no sentía mi cuerpo. Sólo una vibración muy intensa y agradable. Y entonces ocurrió.

¡Plof! De repente sentí como si me proyectara rápidamente por un túnel a gran velocidad. Era una sensación increíble. No tengo palabras para describirla. En cuestión de segundos sentí como si hubiera viajado miles de millones de kilómetros a una velocidad vertiginosa, pero sin sentir ningún tipo de mareo ni malestar. Poco a poco mi velocidad fue disminuyendo y pude ver dónde me encontraba. Era un lugar increíble, parecía como sacado de un cuento de hadas. Había un lago rodeado de una naturaleza bellísima, la cual no tengo palabras para describir.

Todo, la luz, los colores, lo aromas, los sonidos, todo, absolutamente todo, era embriagador. Y yo lo sentía tan intensamente como si formara parte de ello. Se respiraba una paz indescriptible. Yo estaba tan alucinado de todo lo que estaba viviendo y sintiendo que no podía pararme a pensar. Entonces es cuando sentí que no estaba solo. Había alguien sentado en una piedra, cerca del agua. Me quise acercar a él y, no sé cómo, llegué enseguida donde él se encontraba. Parecía que, en aquel estado, con sólo querer y pensar las cosas, ocurrían. Sentí que él me estaba esperando y no se sorprendió en absoluto de verme. Era un señor mayor, con el pelo y la barba largos y totalmente blancos, pero no parecía tener ninguno de los achaques de la edad que estamos acostumbrados a ver en los ancianos. Llevaba una especie de túnica blanca acordada en la cintura. Pero eso no era lo que más llamaba la atención de él. Lo que llamaba la atención era su mirada, una mirada tan maravillosa que creo jamás veré en este mundo. Tan dulce, tan penetrante, tan limpia, que me transmitía una sensación de tranquilidad y paz indescriptibles. Os puede parecer raro pero me sentía como si
aquel anciano desconocido me traspasara de amor con su mirada hasta el punto que ya ni se me ocurría pensar en lo extraño de aquella situación de tan a gusto que me encontraba.

A partir de ahora intentaré reproducir el dialogo que tuvimos, tanto el de aquella primera vez, como el de los sucesivos encuentros que tuve con aquel anciano maravilloso, que respondía al nombre de Isaías. Aquellos diálogos que tanto me han aportado, que me han cambiado tanto la vida, tan profundamente y para mejor, mucho mejor y que quiero compartir con vosotros con el mínimo de interrupciones posibles, porque prefiero que sea de sus propias palabras, no de mis interpretaciones ni impresiones, que vosotros saquéis vuestras propias conclusiones.

Mañana Mas...
Vicent Guillem

lunes, 28 de abril de 2014

Potenciar la Mente 11º

11.0 SUPERÁVIT DE ENERGÍA 

LA ENERGÍA 

En la evolución de las especies, se ha determinado que la energía libre (que nos sobra sin que la usemos), aumenta el desarrollo, si hay excedente se produce superávit, hay progreso y evolución, pero si no nos alcanza y hay déficit, o sea mayor consumo que producción, hay involución y retroceso. Si gastamos toda la energía que generamos no podemos progresar. 
La Energía ex


La “Potenciación de Talentos” genera energía sobrante que la ocuparemos en la mente, lo que genera una espira positiva, una mente más lúcida y despierta, que aumenta nuestra percepción de la realidad, que al tener  más energía generará aún mas excedente y se potenciará más y más. 

Una Actitud mental positiva, visión, focalización y preocupación de lo esencial nos dan excedentes. Contrariamente hay otras que son verdaderos “agujeros negros”, donde se produce una gran absorción energética con pésimos resultados. 

Ampliar memoria es ganancia de energía, y quedarse atascado llorando sobre la leche derramada produce déficit y retroceso. 
Continua....

viernes, 25 de abril de 2014

Potenciar La Mente 10º

10.0 AMBIENTE Y ESTIMULACIÓN

“Para lograr relajaciones profundas es fundamental un ambiente de Paz”

Busquemos un ambiente ideal para nuestras relajaciones, y mientras más órganos de sentido tengamos estimulados, el efecto será mucho más potente, porque la visualización es más nítida, entonces tratemos hacerlo de la mejor forma posible, con la mayor cantidad de estímulos positivos, por ejemplo estimular la mayor cantidad de órganos de sentido a la vez.

Ambiente en Paz

La Vista: Busquemos un lugar adecuado, puede ser mi pieza, mi baño, mi escritorio, la ventana de mi oficina, etc., pero lo importante que como este es mi lugar de meditación, y he logrado obtener momentos muy placenteros, entonces con sólo mirar el ambiente, por reflejo condicionado el organismo se va a relajar automáticamente. 

Después relaja la vista, cierra los ojos y visualiza escenas de descanso y paz, escenas muy agradables, anda a tu “lugar ideal de descanso mental”, con lo cual entrarás inmediatamente en estado Alpha. 

Visualiza una luz blanca azul, que te entra por la frente y te ilumina completamente, recuerda “Esta Luz Elimina el Temor”, disminuye la “Impedancia” y aumenta la “Fe”. 

El Oído: Escuchen a Mozart, ¡siempre!, esta música especial inmediatamente los llevará al estado Alpha, en forma automática. Escúchela en su lugar de estudio, de meditación o de trabajo, el rendimiento que se obtiene es ¡insospechado! 

Está comprobado que escuchando a Mozart la mente entra automáticamente en Alpha, especialmente el concierto para piano y orquesta N° 21 en C mayor, K467, completo. 

El Tacto: Tóquense las manos, o unan los dedos en posición de Mudras, (que se verá en detalle en capítulo aparte),  para que se sientan, tómense la cara con ambas manos, la frente, siéntanse en contacto con uno mismo. Esto también nos hace entrar en estado Alpha. 

El Olfato: Es fundamental sentir olores o aromas agradables, como perfumes especiales o esencias. El incienso es muy beneficioso al organismo, estimula las glándulas olfatorias y las pituitarias, y nos hace entran fácilmente en Alpha. 

El Gusto: Es muy diferente gozar y disfrutar de la comida que disfrutar comiendo. Los alimentos nos estimulan por la vista, por el olfato y el tacto, ahora, si uno los prepara con respeto, los cocina sin violencia y con estímulos positivos, en un ambiente de paz y armonía, se disfruta al comerlos y saborearlos junto a un delicioso vino o jugos naturales, nos produce una estimulación y producción de endorfinas, y si esto va acompañado con música de relajación, buena compañía y conversa, la comida no sólo se digerirá muy bien sino se saboreará y nos otorgará mucha energía positiva, pensemos que la estamos incorporando a nuestro organismo y degustándola nos facilitará entrar al estado Alpha. 

El mejor ingrediente para la cocina es “Amor”, se debe cocinar con mucho “Amor” y verá que quienes coman de su comida, no sólo disfrutarán sino sentirá un efecto “mágico” en ellos. 

Nunca debe discutir en la mesa mientras coma, jamás retar a sus hijos, increpar a sus amigos, discutir con su pareja o con sus padres, ya que la comida entrará al organismo con “Energía Negativa”, en cambio si hay Armonía, Paz y Amor en el momento de sentarse a la mesa, la energía que recibirá le traerá puros “Pensamientos e ideas positivas”. 

En sus visualizaciones estimule la mayor parte de sus sentidos.

jueves, 24 de abril de 2014

Potenciar la Mente 9º

9.0    GENERANDO BETA ENDORFINA

Las actividades placenteras nos generan Beta Endorfina, que es la “Droga natural” que produce la felicidad.

Endorfinas

Junto con producirnos un estado placentero, mejora las transmisiones neurológicas, la transmisión de los impulsos electroquímicos en las neuronas, como lo hace el agua destilada en la batería del auto, por lo tanto el rendimiento mental aumenta de manera sorprendente. 

Es recomendable meditar y trabajar nuestros proyectos mentales después de hacer actividades placenteras, ya que estamos con las pilas al 100%, y lo que generalmente hacemos es pensar nuestras cosas importantes cuando estamos derrotados y gastados. 

Así como lleno el estanque del auto antes de un largo viaje, también debo cargar mi mente de Beta – endorfinas antes del un trabajo pesado. 

ENDORFINA- HORMONAS DE LA FELICIDAD. 

Claves para estimular su producción:

Las endorfinas tienen una vida breve y son eliminadas por enzimas que producimos de forma natural. Se trata de una sabia medida del cuerpo para que no queden ocultas las señales de alarma. 

No obstante, podemos recargarnos de endorfinas de maneras diversas. Por ejemplo, cuando realizamos algunas actividades que nos agradan, nuestra actitud y estado de ánimo mejoran, lo que provoca un flujo mayor de endorfinas. Por tanto, lo mejor es optar por aquellas que nos resulten más beneficiosas con efectos inmediatos. A continuación, algunas alternativas: 

Ría siempre.

La risa y la carcajada son las mejores fuentes de endorfinas; así lo demuestran los estudios realizados sobre risoterapia. Se ha comprobado la influencia que tiene la risa sobre la química del cerebro y del sistema inmunitario. El solo hecho de reproducir el gesto de la sonrisa ya hace segregar endorfinas, por un mecanismo similar al que nos hace segregar saliva con sólo oler o pensar en una buena comida. 

Disfrute de la naturaleza. El contacto con el ambiente natural nos llena de energía y buen humor. Vaya a la playa o al campo y empápese de sensaciones. La atmósfera cargada de iones negativos estimula la secreción de endorfinas. 

Deje fluir su mente. Las endorfinas se segregan en mayor cantidad y facilidad cuando nuestra mente “está ocupada de pensamientos positivos, y en estado de relajación alpha o theta”, por eso es muy importante aprender a relajar el cuerpo y la mente, y bloquear la entrada de “pensamientos negativos”. 

Escuche música, especialmente a Mozart y música de relajación, en sus horas de descanso, ocio o mientras trabaja y estudia, esta música le facilita entrar en “Alpha” y por ende tener mucho mejor rendimiento mental. 

Wolfang Amadeus Mozart 

EL EFECTO MOZART

Se ha demostrado que la música estimula el potencial del cerebro con más fuerza que la palabra hablada. La música melodiosa es capaz de provocar una importante liberación de endorfinas, a tal grado que se emplea con muchísimo éxito como terapia analgésica (contra el dolor). 

El libro “El efecto Mozart”, de Don Campbell, habla sobre la propiedad de algunos tonos y ritmos que ayudan a fortalecer la mente, a vivificar la creatividad, a activar emociones y a sanar el cuerpo. Este libro te puede ayudar a :

Descubrir el poder transformador que encierran los ritmos y los sonidos.

Elegir la música adecuada para ayudarte a conseguir tus objetivos.

Incorporar la visualización al sonido.

Integrar este poderoso método de transformación en tu vida diaria. 

“El efecto Mozart” es además un relato de cómo médicos, chamanes, músicos y profesionales de la salud utilizan la música, los sonidos y la voz  para tratar diversas enfermedades. 

“Si la vida no le sonríe, sonríale usted a ella”.     Ría siempre !!!!!!

miércoles, 23 de abril de 2014

Potenciar la Mente 8º

8.0    RELAJACION DE LA MENTE Y EL CUERPO

Al relajarme mentalmente, el cerebro se relaja, y fíjense lo increíble, el cerebro se relaja a sí mismo, entonces su rendimiento es muchísimo mayor, “Todos los órganos funcionan en su estado óptimo sólo estando relajados”, son igual que las personas, un trabajador rinde mucho más estando relajado que tenso, entonces relajémonos para hacer nuestras meditaciones y trabajos mentales personales. 

Mente y Cuerpo

Cuando estamos contentos y entusiasmados somos una bala, pero con el cuerpo malo, trasnochado, con una jaqueca terrible y sin ganas ¿cómo funcionamos?, obviamente con un rendimiento bajísimo. 

En general acostumbramos a pensar en nuestras preocupaciones cuando estamos muy cansados y gastados, con lo cual lo único que conseguimos es estresarnos más y más, en cambio si lo hacemos muy despejados, en la mañana en una caminata por un parque o en un lugar de descanso y no de trabajo, les aseguro que el rendimiento será muy superior. 

Esto es tan fácil de hacerlo y nunca lo practicamos. 

“Jamás debemos pensar o analizar nuestros problemas estando tensos, sólo debemos hacerlo relajados y contentos”.

martes, 22 de abril de 2014

Potenciar la Mente 7º

7.0    ENERGÍA OCIOSA

Cuando queramos meditar, analizar o estudiar un tema complicado, debemos buscar instancias, momentos y lugares adecuados, ambientes relajados,  pero lo más importante es que la energía que tienen las piernas para correr, saltar etc. y los brazos para levantar carga o pelear, no la necesitaremos estando meditando, por lo tanto hagamos una recolección mental de toda esa energía ociosa y llevémosla a la mente para usarla en “Pensar”.

Energía


Si estamos muy relajados meditando obviamente usemos toda la energía ociosa para la función mental.
Démosle descanso a ese personal en su faena habitual y digámosle que nos ayude en esta otra tarea.
Liberemos toda esa energía que no vamos a ocupar en forma física, y démosle un uso mental.
Usando la Energía ociosa el rendimiento mental mejora en forma notable.

lunes, 21 de abril de 2014

Potenciar la Mente 6º

6.0    VISUALIZACIÓN CREATIVA

La visualización creativa es un proceso de formación de imágenes o pensamientos, realizado de modo consciente, que luego serán transmitidos a nuestras actitudes en forma de señales o mandatos.

Visualización Creativa

Estas actitudes se pueden transformar en acción, ya que recordemos que:
“Pensamiento sin acción es Ilusión”

Normalmente, el ser humano está continuamente creando imágenes o pensamientos, inconscientemente, nosotros no queremos crear la enfermedad, ni la pobreza, ni la angustia o el descontento. Sin embargo, muchas veces ellos aparecen porque nosotros mismos de alguna manera los llamamos.

¿Por qué?, porque el cerebro trabaja incansablemente, como un computador que siempre está encendido, día y noche y nunca descansa. El cerebro no duerme cuando nosotros dormimos, sigue, y sigue trabajando a favor o en contra. Es por eso que debemos aprender a controlarlo. No se trata de pensar ingenuamente, que todo es como nosotros creemos. 

Un golfista que entrena la mente visualiza el golpe antes de hacerlo 

Se trata de educar en cierto modo al pensamiento. Pero esto no es tan sencillo. No lo es, sin embargo, todos podemos hacerlo, inclusive aquellos que en principio no crean, si se lo proponen y ejercitan, verán resultados que realmente los alentarán a seguir. No es difícil de hacer (en efecto todos lo hacen, pero la mayoría de la gente lo hace “negativamente” con resultados adversos). 

Siempre hablamos del “uso eficiente de los recursos innatos, o naturales”, pero escasamente explotamos el potencial de nuestro propio yo. Somos el recurso más subutilizado que se pueda imaginar.

Tenemos este maravilloso computador que llamamos cerebro; y aún más poseemos conciencia que es lo que hace la gran diferencia entre nosotros y los computadores. Somos parte orgánica del universo infinito.

Tenemos tanta capacidad que en realidad ni siquiera es correcto decir que “usamos sólo el 10% de nuestro potencial“. 

La verdad es que ni siquiera utilizamos ese porcentaje. Tal vez 10% sería el estándar para la persona exitosa promedio en el mundo de hoy, pero la gran mayoría usa mucho menos de eso. Por eso es que la gran mayoría no son exitosos. 

Éxito no es sólo ser rico, o tener todo lo que pueda desear. Es vivir una vida plena y significativa en la cual logramos realmente lo que pretendemos hacer, en ser saludable, feliz, seguro en nuestro matrimonio, nuestras finanzas, o educación, lograr nuestros objetivos y “ser” lo que realmente “queremos ser”. 

A la visualización creativa la llamamos “poder de éxito”. Significa tener una idea, o una imagen de lo que queremos crear: reconocer que para satisfacer nuestras metas (no importa las que puedan ser) tenemos que imaginar nuestra presente realidad transformada en algo que queremos, y luego lograr esa transformación. 

“Idea, Pensamiento y Acción”. 

“Inspiro y lleno mis pulmones de aire fresco con Oxígeno. Siento como pasa el oxígeno a la sangre y todas mis células son oxigenadas y eliminan sus toxinas”.
“Espiro y elimino todas las toxinas del organismo que salen hacia fuera con el aire espirado”.

Lo fundamental a tener en cuenta es que debes practicar, ya que la respiración que hagas será siempre la que te ayudará a lograr una correcta visualización, si no sabes respirar, no lograrás visualizar, es por ello que primero deberás practicar. Recuerda, sin la práctica no se logra absolutamente nada. Paciencia y práctica son los secretos del éxito.

viernes, 18 de abril de 2014

Potenciar la Mente 5º

5.0    IMPEDANCIA Y FE 

En los circuitos eléctricos el concepto de “impedancia” corresponde a la “resistencia”. La conducción es inversamente proporcional a la resistencia, vale decir mientras una aumenta la otra disminuye. 

La Fe

Imaginemos dos patines, los dos iguales, uno en camino de tierra y el otro en asfalto, los dos caminos en bajada, les damos exactamente el mismo impulso: ¿cuál corre más?

Obviamente el que está en asfalto, ¿por qué?

La resistencia o roce se llama “Impedancia”, o sea que impide el movimiento, en términos mentales se llama “Temor”, y el temor hace que no creamos y entonces es imposible que nos funcione todo lo que hemos aprendido intelectualmente. 

La Fe y el Temor son las dos caras de una moneda, en la medida que uno aumenta el otro disminuye, así con Fe derrotaremos el temor, recuerde: “La Fe hace que el temor desaparezca como el rocío al amanecer”. 

Un ser humano sin fe, es un ser humano que anda moralmente a la deriva. La fe contribuye a la estabilidad social, mental y el desarrollo moral tanto individual como grupal.

jueves, 17 de abril de 2014

Potenciar la Mente 4º

4.0 FOCALIZANDO LA CONCENTRACIÓN

¿Qué pasa si tenemos 10 pensamientos que nos perturban la mente simultáneamente?, ¿tendremos un buen rendimiento en nuestro trabajo o estudio?
¿Y si tenemos una cantidad de energía determinada?
Supongamos que los 10 temas tienen la misma importancia o ponderación, entonces la dotación de energía que recibirá cada uno es del 10%.
Pero si nosotros organizamos la mente, como un horario de colegio en que la 1ª  hora es Matemáticas, la 2ª es Castellano, la 3ª es Física y así sucesivamente, fíjese bien “Cada materia va a tener siempre el 100% de la Energía”.

Ondas de Pensamientos

Así nosotros también debemos atacar los temas.
¿A usted le gusta el filete?, ¿o el pollo?, ¿cierto que sí?
¿Le gustaría comerse un plato de pollo o filete cortado en cubitos acompañados de champiñones?
Exquisito, ¿cierto?
Pero ahora métase 10 pedazos con 10 champiñones simultáneamente a la boca, trágueselos  y después me cuenta cómo le va.
Lo más probable es que el resultado será “desastroso”

En cambio al concentrar la energía del pensamiento en un solo tema, dejando de lado las distracciones y perturbaciones que solemos tener, y que nos “desconcentran”, estamos trabajando un solo tema, no se trata de tener una sola cosa en la mente, sino lo importante “Una sola a la vez”. 
Continua...

miércoles, 16 de abril de 2014

Potenciar la Mente 3º

3.0  DISONANCIA COGNITIVA

Una de las expresiones más comunes de Cayce durante sus cuarenta y tres años de lecturas era: El espíritu es la vida; la mente es la creadora; lo físico es el resultado. Todo lo que hemos hecho o creado en el mundo físico empezó en la mente de alguien. En algún tiempo, todo empezó en la imaginación de alguien. La mente es la creadora.

Sentir Pensar Y Hacer

Todos hemos tenido este sentimiento de querer algo conscientemente y así empujar nuestras vidas en tal dirección. Otra parte de nosotros empuja en la otra dirección, hacia nuestros deseos subconscientes. No somos robots; podemos programar nuestras vidas de la forma que queremos que sean. Debido a que somos humanos, sin embargo, existe un lapso entre la programación y la manifestación en la realidad. Para algunos, esta brecha puede ser de pocos minutos o de pocos días; para otros, pueden ser pocos meses, o incluso años. Varía para cada uno, y mucho depende de que tanto lo deseemos subconscientemente. Frecuentemente, solo pensamos que lo queremos. 

El valor del “Control de la mente” es que permite unificar nuestros deseos conscientes con los subconscientes. Tal como lo ilustra el dibujo, con el subconsciente y el consciente empujando la voluntad al mismo tiempo y en la misma dirección, nuestra vida es guiada en la dirección que queremos que tome. A pesar de que ésta es una versión simplificada, nos explica la integración de la mente consciente con la subconsciente.

Sin darnos cuenta, los deseos de la mente consciente y de la inconsciente muchas veces trabajan en contra uno del otro, empujando en sentidos opuestos. 

Esto resulta en mucho esfuerzo y poco logro. La voluntad para tener éxito se atora. Tristemente, tus metas y deseos no son congruentes con tus palabras y acciones.

No hay coherencia entre lo que “sientes”, “piensas” y “haces”. 

Usando control de la mente, puedes sincronizar tus propósitos conscientes (conocidos) con tus patrones subconscientes (escondidos).

Cuando tu ideales conscientes y deseos subconscientes se unen para trabajar juntos, empujando y creando en la misma dirección, no existe límite a lo que puedas hacer. 

Si lo que haces es coherente con lo que “sientes”, “piensas” y “haces”, y le agregas el ingrediente fundamental que es la Voluntad, el efecto es ¡dinamita!.


martes, 15 de abril de 2014

Potenciar la Mente 2º

2.0    TRABAJAR LA MENTE EN ALPHA

El cerebro tiene dos hemisferios: El izquierdo y el derecho.

La actividad cerebral emite ondas electromagnéticas que se miden en CPS (ciclos por segundo) o HZ, y se miden en las lecturas que arroja el electroencefalograma.

La Mente

En el curso aprenderemos a relajarnos y a entrar fácilmente en Alpha, que es un estado entre 7 y 14 CPS o HZ, es un estado de relajación en el cual se activa el hemisferio Derecho, ya que en estado Beta, entre 14 y 21 CPS o HZ, que es el estado en que estamos la mayor parte del día, sólo se activa el Izquierdo.

El Hemisferio izquierdo es el que se ocupa de todo lo racional, matemático, lógico y es el que recibe y procesa toda la información recibida por los órganos de sentido. 

El Hemisferio derecho en cambio se ocupa de todo lo emocional, es intuitivo, capta las esencias, es el artístico y recibe toda la información extrasensorial. 

Nosotros a lo largo de nuestra vida familiar, educación en el colegio o en la enseñanza superior sólo hemos desarrollado el Hemisferio izquierdo y tenemos un desarrollo muy precario del Hemisferio derecho, que es el que capta “lo invisible al ojo”.

Esto nos crea un desequilibrio, ya que el Izquierdo nos hace “pensar” y el Derecho nos hace“sentir”, entonces la mayoría de las veces analizamos los temas o problemas Emocionales, en que debemos preocuparnos de qué “sentir al respecto”, usando el hemisferio Izquierdo que nos da la información de qué “pensamos al respecto”.

En estado Beta, (el estado habitual en que estamos), funciona sólo el hemisferio izquierdo (el racional y lógico), y el cerebro sólo puede alcanzar hasta un máximo del 10% de su capacidad, en cambio en estado Alpha el cerebro puede alcanzar hasta el 100% de su capacidad, con los dos hemisferios simultáneos. 

Generalmente analizamos temas “Emocionales” en forma “Racional y Lógica”, y calculen cómo nos debemos confundir, ya que lo hacemos en Beta con el hemisferio izquierdo solamente, y al ¡10 % máximo de su capacidad!.

Lo Emocional no se debe analizar Racionalmente, y lo Racional no se debe hacer Emocionalmente, la idea es que “Deben trabajar los dos hemisferios simultáneamente, obviamente en estado Alpha”. 

Es como un pájaro que vuela con una sola ala, el desgaste será “tremendo” y el vuelo será sólo rasante, en cambio si el pájaro vuela con sus dos alas estiradas y perfectamente desarrolladas, bastará que bata unos instantes sus alas y planeará ahorrando mucha energía, volará alto y se sentirá en paz. 

¡Un pájaro vuela y planea con sus dos alas perfectamente extendidas!

La diferencia entre estado Alpha y Beta es tan grande como la diferencia entre la palabra nadar e irse a nadar. 

“Trabaja los dos hemisferios en forma simultánea con lo cual sentirás y pensarás al mismo tiempo”. 

Una vez que haya aprendido a entrar y salir de Alpha, en la mañana es más fácil recién despierto, después lo puede hacer a cualquier otra hora del día, el ideal es que lo practique varias veces al día. 

LA PERSONA QUE SABE GUIAR, CONDUCIR Y MANEJAR SUS PENSAMIENTOS, ES UNA PERSONA QUE SABE GUIAR, CONDUCIR Y MANEJAR SU VIDA.
EN EL “CONTROL DE LA MENTE” LA INTELIGENCIA DEL SER HUMANO SE MIDE POR SU CAPACIDAD DE RESOLVER PROBLEMAS.  LA MENTE PUEDE EDUCARSE PARA AUMENTAR ESTA CAPACIDAD Y HACER MEJOR USO DE SUS FACULTADES.
El “Control de la Mente” propone un modo de relajar el cuerpo y la mente provocando la reducción de la frecuencia de las ondas cerebrales, como ya lo hemos analizado, y la elevación de la actividad del hemisferio derecho para producir un resultado positivo.
La clave está en el uso del hemisferio cerebral derecho, porque este hemisferio está en contacto con el resto de la inteligencia del universo. 

Con “Control de la Mente” cada persona controla su propia mente para encauzar las energías creativas de su yo superior. Es el mundo de lo creativo.  El perfecto equilibrio se obtiene usando correctamente las 2 partes de tu cerebro. 

Cuando usamos el lado derecho encontrarás a la persona adecuada, resolverás problemas aparentemente insolubles, recibirás destellos de ideas dignas de un genio. 

Al relajar el cuerpo, permites que la mente se relaje.  Al relajar la mente reduces la frecuencia de las ondas cerebrales. Cuando disminuyes la frecuencia de las ondas cerebrales a aproximadamente la mitad del ritmo habitual del ser humano despierto, elevas el nivel de la actividad del hemisferio derecho de tal modo que es casi tan activo como el izquierdo.

Cuando las dos mitades están activas se puede programar la mente consecuentemente y con  un propósito como un computador.

La formación de imágenes mentales usando la visualización y la imaginación es una actividad del hemisferio derecho, y el hemisferio derecho está conectado con el otro lado y tu computador está conectado a un computador mayor, tus necesidades son escuchadas por la inteligencia superior o Dios y tus necesidades son satisfechas. 

Las personas que piensan, analizan sus problemas y buscan ayuda del otro lado en el nivel Alpha son centradas. Su conciencia está conectada con la conciencia superior. Cuando obtienes una respuesta aunque parezca que la estás adivinando, aciertas más veces de las que te equivocas. Se le llama intuitivas.

Cuando relajas el cuerpo, aquietas tu mente e imaginas mentalmente los cambios que quieres en tu vida, cuando se producen estas mejoras experimentas un cambio sutil de actitud, tu esperanza y tu confianza aumentan, lo que causa la búsqueda de más mejoras.

Usar “Control de la Mente” es algo tan grande como establecer contacto con una inteligencia superior. Es una herramienta que siempre estará junto a nosotros que siempre sabíamos que existía pero no podíamos usarla. 

El punto de partida es aprender a relajarse, que es un estado de profunda relajación más profunda que el sueño pero presidida por una clase especial de conciencia.

Entonces cuando esté tenso, deprimido o angustiado, cuando tenga esa sensación de que “no está en su centro”, bastará que se relaje con las técnicas que ya ha aprendido y vaya a su “Lugar Favorito”, y experimentará la misma sensación agradable y placentera de cómo si estuviera ahí, y entonces nos olvidamos de ¿cómo nos sentíamos?, ¿estábamos angustiados?, es así de fácil, practíquelo harto, y mientras más lo haga, mejor serán los efectos.

Con “Control de la Mente” podemos estar en Alpha a voluntad y permanecer completamente alertas.

Además se aprende que los cinco sentidos son los sentidos con los que nacemos pero además existen otros, y que son llamados “poderes” y la misión de “Control de la Mente” es despertar esos poderes.

Con la meditación sucede algo hermoso, se percibe una  belleza tranquilizadora.  Mientras más medites y más profundamente penetres dentro de ti, más firme será tu dominio de tu paz interior, hasta el punto que nadie podrá quitarte esa paz. Tu cuerpo también se beneficiará, tu cuerpo está diseñado para ser saludable, cuenta con mecanismos de curación y si no los aprovechas son anulados en las mentes que no han aprendido a controlarse a si mismos.



lunes, 14 de abril de 2014

Potenciar la Mente 1º

1.0    RESPIRACIÓN ABDOMINAL

Al respirar con el abdomen y retener el aire en el estómago, dejamos los pulmones libres con lo cual no nos ahogaremos o nos faltará el aire.

Respiración Abdominal

Esto es lo mismo que si queremos inflar un bote. Usamos un bombín con fuelle, que será “el inflador”, y este “inflador” equivale a los pulmones, y el bote equivale al estómago. Entonces si el aire lo dejamos en los pulmones, (o sea en el bombín) y lo botamos, la capacidad del bombín estará llena y no inflaremos el bote, pero, si llenamos el abdomen con el aire que inspiramos, siempre tendremos los pulmones vacíos e incluso podemos seguir respirando teniendo el aire en el estómago, ¡hagan la prueba! 

Retengamos el aire unos instantes, como un helicóptero que trae alimento a unos damnificados que están aislados, ¿qué pasa si se posa y eleva de inmediato?, la gente que está ansiosa alcanzará a sacar muy pocas cajas de víveres, pero si se posa y estaciona un rato, les aseguro que los pobladores hambrientos lo dejarán vacío.

Es lo mismo que hacemos cuando respiramos cortito y botamos de inmediato el aire, no satisfacemos la demanda de oxígeno con lo cual tenemos que inspirar rápidamente de nuevo, y así sucesivamente lo que trae como consecuencia que vivamos todo el día “acelerados”, en vez de aprender a “relajarnos” y “oxigenarnos”.

En el abdomen, el aprovechamiento del aire inspirado es 100%, en cambio con respiraciones cortitas, pulmonares, como solemos hacerlo, el aprovechamiento es mínimo.

La respiración es un formidable medio de autorregulación física y psíquica.
Incide sobre los estados emotivos. Canaliza las emociones.
Está en relación con la mayor parte de las funciones corporales.
En definitiva, y eso es lo que queremos transmitirle aquí, respirar es mucho más que oxigenar la sangre. Si lo hacemos bien, aumentamos la vitalidad, psíquica, física y espiritual. 

LA CORRECTA RESPIRACION
Aunque respirar es el primer acto de nuestra vida, y es un acto absolutamente reflejo, se puede respirar muy mal o muy bien.
“Respirar correctamente es energizarnos”
Saber respirar parece una cosa muy obvia porque lo estamos haciendo continuamente pero eso no significa que sepamos hacerlo correctamente, que sepamos sacar partido a todas las ventajas que tiene el arte de saber respirar.

Recuerde, “Almacenar y Retener” y después espirar lentamente.
Cuando las neuronas reciben este aporte extra de oxígeno y energía, pueden cumplir su función de una forma más eficaz, se agudiza la inteligencia, los sentidos y en general, se fortalece todo el sistema nervioso. 

“Respirar correctamente es algo muy importante para la vida, la salud, la conciencia y las emociones” 

“Sea como sea, respirar es vivir. Respirar superficialmente es vivir en la superficie. Respirar profundamente es llegar a lo más profundo de la vida para aprovechar toda la energía que puede darte”.

sábado, 12 de abril de 2014

No Mires Atras

No Mires hacia Tras.


Don't Look Back de Boston

Don't Look Back de Boston
No mires hacia atrás
Un nuevo día es Breakin '
Ha sido demasiado tiempo desde que me sentía de esta manera
No me importa donde me llevan
El camino es callin '
Hoy es el día

Puedo ver
Le tomó tanto tiempo sólo para darse cuenta
Soy demasiado fuerte
No poner en peligro
Ahora veo lo que estoy me está presionando
Voy a darle la vuelta, oh sí, lo haré

Finalmente ver el amanecer arrivin '
Veo más allá del camino que estoy conduciendo '

Es un horizonte brillante y estoy awakin 'ahora
Oh, me veo a mí mismo de una forma totalmente nueva
El sol está brillando
Las nubes son Breakin '
Porque no puedo perder ahora, no hay juego para jugar

Que puedo decir
No hay más tiempo para criticar a la izquierda
He visto lo que yo no podía reconocer
EVERTHING en mi vida me estaba llevando a
Pero puedo ser fuerte, sí puedo

Finalmente ver el amanecer arrivin '
Veo más allá del camino que estoy conduciendo '
A lo lejos, y dejado atrás, dejó atrás

Oh el sol está brillando *y yo quiero ir *



No mires hacia atrás
Un nuevo día es Breakin '
Ha sido demasiado tiempo desde que me sentía de esta manera
No me importa donde me llevan
El camino es callin '
Hoy es el día

Puedo ver
Le tomó tanto tiempo sólo para darse cuenta
Soy demasiado fuerte
No poner en peligro
Ahora veo lo que estoy me está presionando
Voy a darle la vuelta, oh sí, lo haré

Finalmente ver el amanecer llega
Veo más allá del camino que estoy conduciendo
A lo lejos, y dejó atrás

No mires hacia atrás
No mires hacia atrás
No mires hacia atrás
No mires hacia atrás ...